domingo, 8 de marzo de 2009

Haciendo un collar

Después de unos días algo movidos, por fin he econtrado tiempo para retomar un trabajillo que empecé ya hace casi un mes. Menudo vago estoy hecho jejeje.

Por motivos que no vienen al caso, le pedí a mi madre, que es quien en su día me metió el gusanillo de las manualidades, si podía enseñarme a hacer un collar, más o menos "original", que era para regalar. Aunque a día de hoy ya no voy a poder regalarlo, al menos tenía ilusión por terminarlo, ya que dejar las cosas a medio hacer pues como que queda un poco mal. Ya veré qué hago con él ^^U

Mi idea era hacer algo en plan tiras de cuero, no una sola pieza, sino varios aros que le diesen un toque más informal. El color tenía claro que verde, pero los adornos ha sido más difícil de decidir. Al principio pensé en rematar todas las caídas en un único punto, pero me da que habría quedado más sosete, así que opté por dejar en la caída las puntas sueltas, aunque sujetas en la raíz por un abalorio. De esta forma, puedo darle un toque más bonito en el punto de recogida, sin recargarlo, porque las puntas también pueden ser adornadas, y queda como más repartido. Lo malo que alguna de las puntas se me ha quedado un poco retorcida y no sé si rehacerla o dejarla en plan toque original jajajaja. La parte de reunión en el cuello es la que más quebraderos de cabeza me está dando, porque la verdad es que no sé como rematarla. El contacto con el cuello es peliagudo, porque a nada que pongas algo, coge relieve y puede molestar al llevarlo puesto. Hombre con el nudo no se va a quedar (espero XDDD), pero está la cosa complicada.

Por cierto, qué bien me va a venir esta entrada, para probar a poner imágenes, que no sé si se podrá desde facebook o similar. Probemos a ver....

Se puede desde aquí, vía picassa. Yupiiii!!

Et voilà:

1 comentario:

marga dijo...

hey, me gusta!