lunes, 27 de julio de 2009

La vena bordesca

Qué sueño -___-ZZzz Estos días he asistido por enésima vez a la euskal party, macrorreunión de gente con su ordenador. Y creo que ha sido la última. No sé si será la edad o qué, pero siento que ya no es lo mismo.

Recuerdo que la primera vez que fui. Era en la antigua feria de muestras de Bilbao. Allí nos juntamos unos cuantas personas (no recuerdo si llegamos al millar) y la verdad que me lo pasé muy bien. Ya desde primera hora de la mañana, el primer día, yendo en el tren a Bilbao, con el PC a cuestas. Ay dios cada vez que me acuerdo de la pinta que tendría, sudando la gota gorda con un supermaletón entre torre y monitor jajajaja.

Aquella vez, iba yo todo feliz con mi pentium y mi windows 98 sin saber casi lo que era "limpiar" el PC cuando se chafa todo. Allí aprendí muchos conceptos de informática que aun hoy día manejo. Aprendí a ensamblar un PC (de los de entonces) desde 0. Aprendí a retocar la instalación del mítico windows 98 para que fuese lo mejor posible, a quitarle cosas superfluas. Aprendí a reinstalar todo, cuando caí presa de un maldito virus que se me cargó todo grrrr. Pero sobre todo, aprendí a escuchar, recibir consejos, compartir conocimientos, ayudar con lo poco que sabía a alguna que estaba por mi sitio, que a la pobre le pasó lo mismo, con el virus de las narices.

Estas cosas son las que cada vez he ido echando más de menos en las últimas ediciones. La gente que es veterana, que al menos reconozco año tras año, suele portarse superbien, como siempre. Pero cada vez más observas como hay mucho borde, que sólo sabe contestar con monosílabos, si es que contesta, amén de un toque irónico que bien se lo podía guardar.

"Oye tío, tienes por ahí el PES2009? (un juego)" "Joer, no sabrás como se pone en marcha el direct connect? (un programa para compartir archivos)" "Te sobra una regleta de alimentación? Es que no tengo enchufes" "No tendrás por un casual la serie de caballeros del zodíaco, que la busco y no la tiene ni dios (ni dios = preguntar a uno de al lado, jejeje)" Estas son algunas de las típicas peticiones que puedes oír de cualquiera de tu alrededor. Lo malo es que a veces observas como hay gente que no sé si es que va de entendida, o sobrada o vaya usted a saber qué, que suelen pegar unos cortes de impresión. "Ala chaval, te crees que soy tu servidor o qué?" "Usa el puto google, que así aprendemos todos" "Me ves cara de Apu? (<-- ésta me dejó a cuadros, sólo por preguntar si tenía alguna regleta)" Bordes te los puedes encontrar en todas partes. Hasta en tí mismo. Puedes tener el día cruzado y no mandar a la mierda de milagro al que ose dirigirte la palabra. Es una pena, pero por a o por b, a veces las personas con inclinación borderil me las suelo encontrar más de lo que quisiera. Me jode bastante, sobre todo cuando conozco a la otra persona y sé que no es borde, pero que tiene el día así, o a saber. Y te callas, y esperas que ese día dé paso a otro día mejor, cosa que a veces ocurre y a veces no.

Y si me duele que otra persona sea borde, más me jode aún cuando, de manera inconsciente, lo soy yo. Me suelo dar cuenta acto seguido, pero ya he metido la pata. Ya he dejado caer una frase cortante, incluso hiriente, como queriendo dejar al que cuestiona como idiota. Hace falta ser subnormal. ¿Tan endiosados nos volvemos cuándo creemos saber algo que los demás no, que contestamos de mala manera hasta insinuando "déjame en paz, ya, por diossss"? Voy a intentar poner el sexto sentido a hacer horas extra, a no permitir que me salga la vena bordesca, porque lo que veo desde fuera no quiero que se vea reflejado en mí.

2 comentarios:

Casiopea dijo...

Madre mía qué reflejada me he visto hoy en el texto... Yo soy de las de vena bordesca floja. Ahora ya mucho menos que antes, cuando tenía dieciocho años y estaba enfadada con el mundo, pero aún es bastante común en mí tener la vena a flor de piel. Soy de genio muy muy fuerte y también una persona racional, por lo que sé perfectamente que el resto del mundo no tiene por qué aguantar mis cabreos ni mis borderías. Pero no sabes lo que me cuesta dominar el genio. Me cuesta horrores. A veces es como un ente separado de mí al que tengo que echar el lazo como si se tratara de un toro salvaje y no siempre consigo controlarlo. Eso me crea mucha tensión, aunque pienso que me crea más tensión aún soltar la primera bordez que se me pasa por la cabeza. Qué complicado lo del carácter... Pero tienes razón en eso de que lo mejor es no sacar la vena con los demás. Y en que cada vez hay más bordes. ¿Será una epidemia? ¿Una pandemia? ¿Bordería A?

Seguiremos informando...

marga dijo...

"(ni dios = preguntar a uno de al lado, jejeje)"
me hizo gracia eso, ajajajaaj ;)

Es cierto que hay mucha gente borde por el mundo, pero por suerte hay gente amable también, y de esas personas se aprende mucho, cosa que de los bordes, ni eso, ajajaja.

Un abrazo Mikel!!
Y buen finde para ti!!! ;)