viernes, 13 de noviembre de 2009

Reconduciendo el rumbo




Todo a babor o todo a estribor, me da igual, el caso es intentar provocar un cambio. O varios.

Esta semana he decidido empezar a usar una especie de cuaderno. El cuaderno de mis notas. Varias veces, a lo largo del día, tengo oportunidad de "tomar nota", mentalmente, como todo el mundo, pero hasta ahora no lo había hecho de una manera más concreta. Sé que puede parecer una bobada, pero confío en que me va a ayudar. Continuando con el mercadillo de los detalles, me he propuesto tomar nota del resto de mercadillos. Y como tengo memoria pez para según qué cosas, pues me he propuesto escribir esos detalles que me llaman la atención. Además, para cada detalle, tomo nota de que sensación me ha dado, si positiva, negativa o simplemente me ha llamado la atención. Quiero recordar y tener presente lo que va ocurriendo en el día a día y sobre todo hacer una especie de autoexamen. Quiero comprobar, si eso que me ha parecido mal, realmente es así, o realmente soy yo el que en ese momento me lo he tomado mal y a toro pasado lo veo de otra manera. Espero que esto me ayude a tomar otro tipo de actitudes respecto de los demás, según vaya viendo si me he equivocado o no. A veces tomo nota de cosas muy simples, que son casi más de educación que otra cosa, por ejemplo decir al menos "gracias" cuando alguien estornuda y se le dice "salud". Cuando digo muy simples, quiero decir que normalmente no se le daría mayor importancia, pero precisamente, el hecho de anotarlas indica que se la doy. Cuantas menos cosas simples registre, mejor, menos importancia les estaré dando.

Una cosa que me ha gustado, es ver que haya personas que se interesen por ti, por cómo estás en vista de tu mala racha, por así decirlo. No sé si son conscientes de la importancia que ese tipo de detalles tienen para mí, pero son de esos que quedan marcados con letras bien gordotas en lo más profundo de uno mismo. A veces me entran dudas de si tengo amigos de verdad, de esos que se cuentan con los dedos de una mano. Yo sé lo que haría por ellos, pero me asaltan las dudas de lo que ellos harían por mí. Gracias a detalles como los que digo, esas dudas se despejan de golpe, y sigo teniendo confianza en ellos. La confianza... Eso da para un triple post, mejor no sigo por ahí de momento, que sino sale esto mu tocho :P

Siguiendo con los detalles he intentado (a mi manera, ordenador mediante, esto da para otro post jejeje) acercarme a algunos de mis compañeros del trabajo. A ti te pido si tienes no se qué, a ti si sabes donde puedo encontrar no se cuál... el caso es intentar iniciar una conversación y bueno, dejarse llevar un poco y disfrutar de lo que los demás tengan que decir. Y si se puede aportar algo, pues también. Normalmente no suelo aportar gran cosa, pero al menos me gusta que las conversaciones discurran por cauces de humor. Una tontería por aquí, un chiste malo por allá, lo que sea, pero que haya chispa, vida. Eso sí que me gusta. Hoy me han preguntado por qué no eres así cuando estamos todos juntos tomándonos un café o lo que sea. Y no he sabido muy bien qué contestar, creo que me he salido por la tangente con no recuerdo qué (vaya, esto no lo he anotado! jejeje). Creo que son dos cosas básicamente: una, el orgullo estúpido, el que te provoca miedo al ridículo, y otra el no saber, conocer de los temas que se hablan y tener que escuchar y callar. Habría que empezar a solucionar ese miedo al ridículo. Investigando estoy.

Este fin de semana me he propuesto también que voy a intentar airearme un poco. Creo que paso mucho tiempo con el pc, internet y demás, y me estoy perdiendo cosas. Voy a empezar por retomar una cosilla que tenía pendiente hace tiempo y es renovar mi llavero. Algo súper simple que no me llevará casi nada de tiempo, pero que me entretenga hasta que empiece con más cositas. Este finde me voy a desconectar literalmente y a pensar un poco e intentar divertirme otro poco, pero al aire libre.

Veremos si el barco sigue por donde espero. Apuesto todo por mí :)

5 comentarios:

Silvia dijo...

Queremos foto del llavero!!

O, si aún llegamos a tiempo, un tutorial!! pasito a pasito, foto por foto, explicadito, para poder copiarlo jejeje

El primer paso del cambio es proponérselo y ponerle intención. Seguro que sale bien.

marga dijo...

Me gusta eso de tomar nota de las sensaciones :)))

Sigo pendiente de ti por si tengo que darte el tirón de orejas eh! :P jeje, te vigilo, así que no bajes la guardia xD!

Que tengas un buen finde Mikel! ;)
Besos!!!

MikelMPS dijo...

Silvia: No creo que merezca mucho la pena sacarle foto al llavero, no me comí mucho la cabeza para algo que va todo el día en el bolsillo y no se luce... Weno el proximo post ya le sacaremos una fotillo jeje Me va a costar el cambio sí... a ver si poco a poco arranco ^^U

Marga: Me estás acongojando, eso que sobresale de tu espalda son alitas?? A ver si tengo un ángel y no me había enterado jajaja Ah! y el finde mu bien, he estado de cumpleaños, de relax, de excursión, manualidades... completito, ya contaré ^^

marga dijo...

Jeje, shhhh, calla, no se lo digas a nadie, sino dejaré de protegerte! :P

;)

Casiopea dijo...

Jajajaja a ver, a ver, porque está la manada que no hay quien la soporte!!! Madre mía, todos quieren salir corriendo ya!!!

Besos!!

Y a ver si actualizamos esto un poco, que lo de reconducir el rumbo a lo gandul no nos gusta nada XDD jajajaja